OBAMA y RAJOY, ¿cómo lo interpretamos?

obama y rajoy cómo lo interpretamos la vanguardia

Con motivo de la visita de trabajo del Presidente de Gobierno español a Washington ayer tuve la ocasión de oír alguna que otra pifia sobre los distintos tipos de interpretación en boca de periodistas. Algo que, en parte, es normal si tenemos en cuenta que incluso aquellos que un día decidimos dedicarnos a esta profesión no entendíamos bien hasta que nos lo explicaron una primera vez.

A esto hay que añadirle, además, el hecho de que cuando hace 16 años dije que iba a estudiar Interpretación a Granada la gente me decía: ¡qué bien, pronto te veremos en el teatro o en la televisión! Mi respuesta a este comentario solía provocar cierta desilusión en su primera impresión, aunque al explicarles que se trataba de interpretar lo dicho en una lengua y cultura a otra distinta, decían: ¡qué profesión tan bonita y enriquecedora, y con mucho futuro!

A mí particularmente me encantaba oír esto último pues era y es mi vocación, aparte de profesión, y me animaba aún más si cabe. Anoche, escuchando una tertulia política sobre el viaje de Rajoy a la Casa Blanca me vinieron a la cabeza aquellos años en los que empecé a estudiar interpretación “de idiomas”, -coletilla que empleábamos mucho para poder aclarar conceptos en determinadas ocasiones-.

El periodista dijo que se había empleado el tipo de interpretación conocida como diferida cuando lo que quería decir era “consecutiva”. Entiendo que el periodista se dejó llevar por su argot periodístico pero enseguida hubo alguien que le corrigió diciendo que se trataba de “consecutiva”. A vosotros, lectores de mi incipiente blog, os voy a explicar muy brevemente en qué consiste este tipo de interpretación y otros también.

Para empeza,r la definición de “consecutiva” es según la RAE: “Que se sigue o sucede sin interrupción. Que sigue inmediatamente a otra o es consecuencia de ella”. Y, por el contrario, “diferido” es: “Dicho de un programa de radio o de televisión: Que se emite con posterioridad a su grabación.” Es decir, el orador habla y el intérprete (que no el traductor, pues la diferencia básicamente estriba en que el intérprete “habla” y el traductor “escribe”) lo transmite a otro idioma a posteriori.

Para el oyente, en un entorno de conferencia, suele resultar algo bastante pesado por ello es por lo que se suele utilizar más bien en reuniones bilaterales de alto nivel donde la precisión y matización de lo dicho es primordial, también en negociaciones políticas, entrevistas y conversaciones telefónicas. No obstante, para el intérprete es un tipo de interpretación bastante compleja y difícil pues ha de tomar nota de lo que dice una parte y luego la otra, pero además ha de memorizar, en ocasiones, hasta 8 minutos seguidos. Como ventaja tiene que resulta bastante asequible dado que no implica costes de alquiler de cabinas ni auriculares, micrófonos, ni montaje de ninguna índole.

Por eso, la que más se hace es la simultánea, un tipo de interpretación cuya ventaja es que se pronuncia un discurso sin interrupciones, la audiencia recibe la comunicación de manera fluida y es muy efectiva. Se logra una traducción muy fiel al original dado que se traduce transcurridos escasos segundos del discurso del orador. El inconveniente es que resulta el tipo de interpretación más caro que existe, dado que se ha de realizar mediante cabina con un equipo técnico de gran calidad.

Y después de esta pequeña reflexión, para entender de nuevo que la interpretación de ayer fue claramente consecutiva y no diferida, me despido hasta muy pronto.

Anuncios

REFLEXIONES SOBRE EL 2013: TRABAJO, CONFIANZA Y OPORTUNIDADES

2014, empezamos un año nuevo y TRAYMA TRADUCCIONES quiere reflexionar y compartir con todos sus clientes y proveedores las acciones emprendidas a lo largo del año 2013.

Como patrón del barco, siento la satisfacción del trabajo bien hecho. Como siempre el año ha tenido sus altibajos, pero en general podemos concluir que a pesar de haber sido un año muy duro, hemos cumplido objetivos. En ocasiones, hemos remado juntos clientes y proveedores y personal de TRAYMA y otras veces, no, pero al final hemos llegado a buen puerto: acabamos el año fidelizando siempre más clientes y trabajando con otras empresas que nos han abierto sus puertas y han confiado en nosotros.

Enero lo empezamos, como siempre, volcados en la docencia en el Master de Propiedad Industrial de la Universidad de Alicante, en el cual yo misma, Verónica González, imparto clases de terminología jurídica específica de PI en inglés para los alumnos de dicho Master. La experiencia es muy gratificante dado que me permite estar al tanto de las novedades en PI desde que finalicé dicho Master en 1997.

En febrero y marzo seguimos con estas clases para completar el Módulo de Marcas y Diseños comunitarios, concretamente, muy vinculado al hecho de que la OAMI se encuentra en la ciudad de Alicante. Durante todo el año he ejercido como intérprete, junto con un gran equipo de profesionales, en el Tribunal de Marca Comunitaria, por ser intérprete jurado de inglés con la especialidad de Propiedad Industrial e Intelectual, además de realizar interpretaciones de conferencia en diversos congresos y jornadas relacionadas con esta temática.

En abril, aguas mil -dice el refrán- y TRAYMA empieza a firmar varios acuerdos de colaboración con diversas asociaciones profesionales como FEMPA (sector del Metal), ASAJA (sector de la agricultura), VINOS ALICANTE (denominación de origen del vino), entre otros. En mayo y junio, realizamos diversas interpretaciones y empezamos a trabajar mano a mano con el Hospital Quirón de Torrevieja, traduciendo todos los textos publicitarios, folletos, catálogos y página web del mismo. 

WEBQIUIRON

Los meses de verano fueron muy productivos para TRAYMA porque trabajamos mucho con traducciones juradas inversas de certificados académicos de jóvenes licenciados españoles que se marchaban al extranjero a trabajar, por un lado; y por otro, traducciones juradas directas e inversas de documentación contable y financiera necesaria para poder solicitar un préstamo bancario y formalizar, posteriormente, la adquisición de una vivienda por parte de ciudadanos rusos en la Comunidad Valenciana.

En septiembre, con la vuelta al cole, TRAYMA adquiere un software de gestión de proyectos denominado Gestpoint que nos ha aligerado mucho la gestión diaria en la tramitación de proyectos de traducción y que recomendamos encarecidamente a otras empresas de traducción e incluso traductores autónomos. Además, nos comprometemos a participar con diversas entidades públicas, como la Agencia de Desarrollo Local del Ayuntamiento de Alicante para transmitir su conocimiento lingüístico y práctico en la elaboración de concursos y licitaciones públicas.

En octubre, TRAYMA ofrece el servicio de interpretación en el II Congreso Internacional de Patrimonio Cultural Inmaterial en Elche, y empieza un itinerario de interpretaciones (en inglés y alemán) por toda la provincia de Alicante de la mano de la Diputación de Alicante informando a ciudadanos extranjeros sobre las próximas elecciones al Parlamento Europeo y la importancia de estar empadronados en los municipios donde residen. Las mismas finalizan a primeros de diciembre con la satisfacción de haber recibido el aplauso y el halago de los diversos ayuntamientos con los que hemos trabajado: Teulada-Moraira, Calpe, Denia, Pilar de la Horadada, Torrevieja, Orihuela, San Fulgencio, Rojales, Javea, Benissa…

Al mirar atrás el año en perspectiva, nos sentimos orgullosos de haber sido fieles a nuestros principios de ofrecer lo mejor de nosotros mismos, ayudando a las diferentes culturas a entenderse y ayudar a la provincia en la que vivimos a darse a conocer en el exterior. Hemos afianzado los lazos con los tres pilares básicos de nuestra clientela: el sector turístico trabajando con la Agencia Valenciana de Turismo y el Patronato de Turismo; el ámbito jurídico traduciendo para diversos notarios y abogados, sobre todo, en la especialidad de Propiedad Industrial e Intelectual y, el sector comercial y marketing, con la colaboración muy estrecha en la traducción de distintos blogs y páginas web de empresas de calzado, juguete, turrón, muebles, paneles decorativos, bricolaje, jardinería, decoración, plásticos, mármol, hospitales, aseguradoras, etc.

Pero lo mejor de todo esto, ya no es lo que ha pasado, sino la ilusión que tenemos puesta en el futuro más inmediato. La próxima semana empezamos ya con un nuevo cliente que para TRAYMA supone un gran hito personal y profesional, traduciremos documentos de propiedad industrial (patentes, marcas, diseños, nombres de dominio, informes varios, denominaciones de origen, indicaciones geográficas, etc. ) en las combinaciones de inglés y español, principalmente, para la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Como traductores especialistas en este sector estamos gratamente emocionados y esperamos dar, como siempre, lo máximo de nosotros.

FELIZ 2014

VENDER, Y VENDER BIEN! COMUNICAR, Y COMUNICAR BIEN!

DSC_0262si1

Hace unos días estuve en el Centro de Emprendedores de Alicante. Dentro de su programación trimestral, la Agencia Local de Desarrollo invitó a TRAYMA TRADUCCIONES A desarrollar la jornada English Business Day y a compartirla con aquellos que quisiesen practicar su Business English, desarrollar nuevas habilidades lingüísticas y compartir sus experiencias sobre el tema.

Debía preparar la jornada y decidí enfocarla hacia las barreras que nos encontramos cuando salimos al extranjero en cuanto a negocios se refiere, es por ello que la titulé “English Barriers in International Bids”. Intuí que iba a ser un público más con ganas de aprender inglés técnico y especializado que interesados en mis servicios, no obstante aproveché la ocasión para recalcar la importancia de contar con nuestros servicios de traducción e interpretación ante situaciones “importantes”. Claro, “importante” es para nosotros desde la traducción de una página web, la cual debe trasmitir en todos los idiomas las mismas emociones que evocas en tu propio idioma; hasta las traducciones juradas de toda la documentación si queremos exportar nuestros productos al extranjero.
Muchos fueron los asistentes; todos, a modo de networking, nos presentamos en inglés. Había buen nivel! Seguidamente, desarrollé qué era TRAYMA y subrayé el cuidado que debemos tener para mantener nuestra marca personal y recalqué que si vendíamos algo, debíamos venderlo bien! Animé a los asistentes a no tener miedo, al esfuerzo constante, al acercamiento a la profesionalidad, a la eficiencia y a la confianza. Esta parte, según las encuestas, gustó! Seguidamente, presenté cómo trabajamos e insistí en la importancia de las encuestas de satisfacción de los clientes, pues ese feedback es el que nos hará crecer y mejorar al hacernos ver nuestras fortalezas para potenciarlas y nuestras debilidades para mejorarlas.

Después del break, nos pusimos a trabajar en aspectos más técnicos. Conversamos sobre la internacionalización de las empresas y expusimos los pros y contras de la autocontratación y el outsourcing. A continuación, expuse cómo influye ante la venta una traducción con errores y carente de sentido con ejemplos claros de menús de restaurantes mal traducidos, escrituras con errores en los datos, webs y catálogos traducidos con el google translator y casos de interpretaciones inentendibles; también expuse ejemplos de buenas prácticas en traducciones de documentos oficiales y jurados como escrituras de constitución de una sociedad de responsabilidad limitada, además del proceso que debemos seguir para que estas traducciones sean válidas en los países de recepción y los costes aproximados. Ante esta exposición, surgieron dudas sobre terminología jurídica, que poco a poco fuimos trabajando y aclarando.

Finalmente, y para que se entendiese aún mejor la necesidad de la traducción para aquellos que desean internacionalizar sus productos o servicios, expliqué cuál es el proceso y documentación que debía ser presentada para introducirse en Marruecos e Irak. Con esta información propuse realizar un ejercicio práctico, así que nos dividimos en grupos de 4. De cada grupo, dos componentes iban a exportar sus productos a países como Rusia, China, Brasil, Marruecos y Emiratos Árabes; y los otros dos, eran los partners o stakeholders. Con ello, se debía desarrollar de qué manera podría entrar en el país y qué documentación sería necesaria para empezar a vender. Para concluir la sesión, cada grupo expuso en inglés y en formato elevator pitch, cuál era su empresa, qué querían exportar, a qué país, quienes eran sus socios y de qué manera lo podrían conseguir.

Muy sinceramente, fue un placer compartir esta jornada con todos los asistentes. Según las encuestas gustó la exposición y fue provechosa para todos ellos. Lo fue también para mí. Ante todos aquellos que día a día queréis mejorar vuestras habilidades en el inglés, yo intenté transmitir el valor que aporta nuestra profesión ante situaciones que requieren nuestro servicio más especializado. De nuevo corroboré que la traducción es un valor intangible y que una buena traducción aporta un valor añadido a la empresa o servicio ya que en los tiempos que vivimos, impera la necesidad de comunicar nuestras ideas, nuestros valores, nuestros sentimientos, y además, de comunicarlos bien para obtener mejores resultados!
Me gustaría dar las gracias a la Agencia Local de Desarrollo de Alicante por darme la oportunidad de colaborar en estas jornadas y os animo a todos a participar en las siguientes.

Un fuerte abrazo a tod@s!

Miguel Llorens… homenaje

trayma_miguel_llorens_

Anteayer, 30 de septiembre celebramos el día del traductor…

Y nos vino a la memoria Miguel Llorens, traductor financiero y escritor de uno de los blogs más seguidos entre traductores de todo el mundo. Tras el fallecimiento del autor y para evitar la desaparición de todo su legado, es elasturiano Jordi Balcells Antón quien hace aproximadamente un año descargó el contenido de los dos blogs que manipulaba nuestro querido Miguel Llorens, extrajo la parte legible y añadió los comentarios; como Jordi afirma, “a base de corregir el formato que había desaparecido en la segunda parte del proceso”.

Gracias al trabajo de Jordi ahora podéis descargar el legado de Miguel Llorens en 3 formatos diferentes, ePUB, MOBI y PDF. Seguid este link con acceso a su blog Méteteme (http://meteteme.blogspot.com.es/) y podréis disfrutar de su homenaje a Miguel Llorens.

Jordi, has conseguido que las palabras de Miguel no desaparezcan. Gracias!

Supresión de la obligación de traducciones juradas en determinados documentos públicos

Con la obsesión que tienen nuestros gobernantes, europeos incluidos, de recortar gastos administrativos, se les ha ocurrido la brillante idea de suprimir el requisito de la Apostilla de la Haya y que determinados documentos no precisen ser traducidos por un traductor jurado, que es precisamente garante de derecho, en el sentido de que es fedatario público y que su labor principal es dar fe de que la traducción es fiel reflejo de su original.

 

Concretamente hay un borrador de Reglamento de la Unión Europea

http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2013:0228:FIN:ES:PDF

que en su artículo 6 dice así:

 

Artículo 6

Traducciones no juradas

1. Las autoridades aceptarán las traducciones no juradas de los documentos públicos expedidos por las autoridades de otros Estados miembros.

2. Cuando una autoridad albergue dudas razonables sobre la corrección o la calidad de la traducción de un documento público que se le presente en un caso particular, podrá solicitar una traducción jurada de ese documento. En ese caso, la autoridad aceptará las traducciones juradas realizadas en otros Estados miembros.

Entre los argumentos de defensa de la misma se afirma que “la legalización y la Apostilla son trámites administrativos cuyo cumplimiento se requiere actualmente para que un documento público expedido en un Estado miembro pueda utilizarse a efectos oficiales en otro Estado miembro. Se trata de mecanismos desfasados y desproporcionados para establecer la autenticidad de los documentos públicos. Es preciso implantar un marco más simple que ayude a la movilización de las pymes por Europa y otros países.

En definitiva, este es su título y no tiene desperdicio:

Propuesta de REGLAMENTO DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO por el que se facilita la libertad de circulación de los ciudadanos y de las empresas, simplificando la aceptación de determinados documentos públicos en la Unión Europea, y por el que se modifica el Reglamento (UE) nº 1024/2012

Peculiaridades de la terminología de propiedad industrial e intelectual

303330_461444200547962_986502168_n

Hace tiempo que quiero publicar este artículo que escribí hace ya 14 años, cuando trabajaba de becaria en el Servicio de Traducción de la Comisión Europea en Luxemburgo. Fue un año muy fructífero, aprendí mucho de mis compañeros y jefe, Josep Bonet, sin embargo ellos dicen que yo les enseñé mucho también con mi charla de Propiedad Industrial. En aquel momento, acababa de terminar el Master de Patentes, Marcas, Diseños y Derechos de Autor de la Universidad de Alicante y conocía muy bien los problemas terminológicos a los que se enfrentaban los traductores de la Comisión Europea, Parlamento Europeo, y sobre todo, Centro de TRADUCCIONES de Luxemburgo que traduce para la OAMI, Oficina de registro de marcas y diseños comunitarios situada en Alicante, mi ciudad.

Os dejo este artículo, aunque he de deciros que de todo lo que os cuento, algo ha cambiado, y es que desde hace unos años ya no se distingue, terminológicamente hablando, entre dibujos y modelos industriales, aunque sí conceptualmente. El español ha adoptado su término inglés espejo “design” y ya habla de “diseño” para referirs

Peculiaridades de la terminología de propiedad industrial e intelectual

Los derechos de propiedad industrial son poco conocidos al ser relativamente modernos y estar encajonados en una área muy concreta del Derecho mercantil que, a su vez, se halla enmarcada en el Derecho internacional privado. En este breve espacio no podré explicar el contenido de las diferentes leyes con sus dificultades añadidas del Derecho consuetudinario inglés y el español, de influencia napoleónica, pero sí espero aclarar algunos conceptos clave que ayuden al traductor cuando se encuentre ante ellos.

¿Propiedad industrial o propiedad intelectual?

La Ley de patentes1 indica claramente que los títulos de propiedad industrial hacen referencia única y exclusivamente a aplicaciones industriales, y no tienen nada que ver con lo intelectual. En concreto, su artículo primero dice que «para la protección de las invenciones industriales se concederán, de acuerdo con lo dispuesto en la presente Ley, los siguientes títulos de propiedad industrial: a) patentes de invención, y b) certificados de protección de modelos de utilidad».

No obstante, en ocasiones nos encontramos el término «propiedad intelectual» referido específicamente a «propiedad industrial». En este caso se trata de un término que abarcaría tanto propiedad industrial como derechos de autor. Resumiendo, para «propiedad industrial» tendríamos dos vocablos en inglés: industrial property e intellectual property, cuya utilización dependerá de la precisión que queramos conseguir, y para «propiedad intelectual», copyright. Que quede muy claro que en español «intelectual» se refiere a «creaciones de la mente», mientras que «industrial» se refiere a «creaciones de forma y objetos».

Propiedad industrial

Adentrémonos ahora algo más en los derechos de propiedad industrial que comprende las patentes, modelos de utilidad, patentes secretas, marcas, dibujos y modelos industriales, nombres comerciales, rótulos de establecimiento, topografías de productos semiconductores, variedades vegetales, depósito de microorganismos y denominaciones de origen. De entre ellos, escogeremos únicamente aquellos que presentan un problema significativo a la hora de buscar su término correspondiente en la dualidad inglés-español. Empecemos con las marcas.

Marca: mark, trade mark, registered trade mark

A veces, nos encontraremos el término «marca» (mark) como término general para referirse a lo que la Ley 32/982 en su artículo 1 define así: «todo signo o medio que distinga o sirva para distinguir en el mercado productos o servicios de una persona, de productos o servicios idénticos o similares de otra persona». La propia Ley distingue entre «marca de producto» –mark o trade mark- [PowerPC® is a registered trade mark of IBM Corporation used under license (marca de producto registrada)] y «marca de servicio» –service mark- [IRIDIUM® is a registered trade mark and service mark of Iridium LLC (marca de servicio registrada)]. Hemos de tener presente también que la marca pasa por varias etapas desde su solicitud hasta su concesión. En este último caso la marca será una marca registrada (registered trade mark). De ahí que, en ocasiones y cada vez más, veamos los siguientes símbolos:

®: para marca registrada

™: para solicitud de marca de producto

SM: para solicitud de marca de servicio.

No hemos de olvidar tampoco que existen varios tipos de marcas dependiendo del titular del derecho: individuales, colectivas (collective marks o collective trade marks) y de garantía (certification marks). Éstas últimas son signos o medios que certifican las características comunes, en particular la calidad, los componentes y el origen, de los productos o servicios elaborados o distribuidos por personas debidamente autorizadas y controladas por el titular de la marca.

Marca notoria y marca renombrada

En cuanto al Reglamento de la marca comunitaria3, considero oportuno destacar dos términos característicos en los que un error de traducción conduciría al juez a dictar una sentencia incorrecta, en caso de litigio donde hubiera que demostrar el grado de popularidad de la marca. Por ello, hay que tener claros los conceptos de «marca notoria» (well known), es decir, la marca conocida por los consumidores de la clase de productos o servicios a los que se aplica (por ejemplo, «Danone» en el sector de la alimentación y más concretamente de los productos lácteos) y «marca renombrada» (renowned) o marca conocida por diferentes grupos de consumidores en mercados diversos y no sólo dentro de su grupo (por ejemplo, «Coca-Cola»).

Designs: ¿diseños o dibujos y modelos?4

La terminología en este caso ha sido aclarada por el Reglamento 40/94, que especifica que no hemos de emplear «diseños» sino «dibujos y modelos» para referirnos a designs, cuando hablemos de títulos de propiedad industrial que protegen ornamentaciones o formas de fantasía de los productos. La legislación española no recoge este término como título de propiedad industrial. La peculiaridad del término inglés designs es que hace referencia tanto a formas bidimensionales como tridimensionales, mientras que en español se establece una diferencia terminológica palpable: «dibujos» para las primeras y «modelos industriales», para las segundas.

Patentes y modelos de utilidad

Según el artículo 4 de la Ley de patentes: «Son patentables las invenciones nuevas que impliquen una actividad inventiva y sean susceptibles de aplicación industrial». El término «patente» encuentra su equivalente en el inglés patent, mientras que en el caso de «modelo de utilidad», tendríamos donde elegir en el derecho anglosajón entre petty patent, utility model y utility patent. La diferencia fundamental entre patente y modelo de utilidad reside básicamente en el ámbito (internacional/nacional) y duración (20 años/10 años) de la protección y en su rango inventivo (evidente/muy evidente para el experto en la materia). Hay que señalar que el modelo de utilidad aparece en la ley española procedente del Derecho alemán (Gebrauchsmuster) y del francés (petit patent, hoy certificat d´utilité) y que hoy en día es la vía más empleada por los empresarios españoles, de los que una gran proporción pertenece a la pequeña y mediana empresa.

¿Derechos de autor o copyright?

Tampoco este último término inglés resulta fácil para el traductor o terminólogo, aunque la dificultad dependerá de la lengua fuente. En el Derecho anglosajón se habla de copyright, mientras que en el francés se emplea droit d´auteur. Seguramente os preguntaréis qué diferencia hay entre uno y otro. Una vez más depende de la lente con la que se mire: las leyes anglosajonas que protegen los derechos de un autor sobre sus obras artísticas, literarias o científicas se denominan de copyright, mientras que las leyes basadas en el derecho napoleónico utilizan el término «derechos de autor», como en el caso de las leyes italiana y portuguesa, por ejemplo. Cabe mencionar la peculiaridad de la ley francesa, que se denomina de «propiedad literaria y artística», parece que excluyendo de la misma las obras científicas. En español5, hoy en día, se consideran sinónimos los términos propiedad intelectual, propiedad literaria y artística, derechos de autor y copyright.

Personalmente, también tendría cuidado con el plural del término en español y diría «derechos de autor», y no «derecho de autor», puesto que engloba dos tipos de derechos para el titular de una obra original: los «derechos extrapatrimoniales» o «derechos morales», de naturaleza inalienable, irrenunciable y en algún caso imprescriptible y, por otro lado, los «derechos patrimoniales» que comprenden los de explotación y los de remuneración.

Copyright, acompañado del símbolo ©, se encuentra en todo tipo de publicaciones y se suele dejar en inglés. Por ejemplo: «Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita de los titulares del «copyright»… ».

Como conclusión es preciso señalar que la dificultad de traducción de todos estos términos viene dada porque los derechos de propiedad industrial e intelectual están supeditados a las distintas legislaciones nacionales. Los traductores en general, y más concretamente los traductores de las diferentes instituciones comunitarias y del Centro de Traducción, tenemos la importante tarea de armonizar dicha terminología.

1. Ley 11/86 de Patentes y su Reglamento de ejecución (Real Decreto 2245/86 de 10 de octubre).
2. Ley 32/98, de 10 de noviembre de 1998, de Marcas (BOE de 12 de noviembre de 1988).
3. Reglamento 40/94 del Consejo, de 20 de diciembre de 1993, por el que se establece una marca comunitaria paralelamente a las marcas nacionales.
4. Véanse también los comentarios de Fernando López de Rego, Jefe del Servicio Jurídico y Contencioso de la OAMI, en el número 58 de PUNTOYCOMA.
5. Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia (BOE de 22 de abril de 1996).

¿Somos raros los traductores?

Dicen algunos que los traductores somos gente rara, entendiéndose por rara y según la Real Academia Española de la Lengua es raro el que es extraordinario, poco común ó frecuente (entre otras acepciones). En ese sentido comparto la opinión de la RAE, pues es de ser raritos pasarse horas leyendo textos sobre el espacio terrenal un día o sobre astronomía al siguiente y al tercer día sobre química, esto es así cuando uno no es especialista de nada y suele ser poco habitual que uno sepa de todo, pero es que antes de especializarse un traductor en una temática concreta traduce un poco de todo para conseguir un bagaje cultural comparable con el de pocos; no es que los traductores sepamos de todo realmente, pero sí que es cierto que solemos poder enlazar conversaciones de diversa temática porque siempre nos acordamos de aquel momento en el que hemos traducido tal o cual cosa. Muchos amigos, a menudo, nos tildan de “pedantes” porque no se nos sorprende fácilmente. Esta debe ser la madera del traductor profesional y esto es precisamente un carácter diferenciador y ciertamente un profesional que aporta valor añadido a los millones de intrusos que se asoman a la profesión de traductor o intérprete intentando arrebatarnos el puesto. Yo suelo decir que el ser humano es francamente sabio y que cuando contrata a un profesional de la traducción sabe que no le va a fallar;  el problema está desgraciadamente en que la mentalidad del ser humano, sobre todo, del latino y más concretamente del español no le importa mucho el fin sin el medio le resulta más barato, por eso contrata a un amateur de la profesión pensando que tal vez le pueda solventar el problema de poner unos términos en un idioma diferente al suyo. Lo que este comprador de traducción no recuerda es que lo barato suele ser caro. Además, suele desconocer la dificultad que supone el conocimiento profundo del idioma y la cultura que lleva detrás toda lengua extranjera y rechaza, en múltiples ocasiones, sobre todo en esta época de tormenta económica, la contratación de los servicios de auténticos virtuosos de las letras.Imagen

Esta es nuestra difícil tarea como traductores, la de concienciar, educar y, por ende, convencer a nuestros potenciales clientes que una traducción hecha por un traductor profesional conlleva todas las garantías de éxito y aporta valor añadido a toda empresa que se precie de serlo. De lo contrario, podríamos encontrarnos con un contrato sin firmar, un negocio que transmita falta de rigor profesional y una imagen más que deteriorada que nuestro empresariado actual español no se merece hoy por hoy. Hablemos de futuro con capacidad de adaptación al entorno y para ello no basta con pasar un verano o unas largas vacaciones en el extranjero y sí estudiar en profundidad el idioma y sus variantes, incluidas las terminologías concretas de cada sector.

Como traductora e intérprete profesional con más de 15 años a mis espaldas, me siento gratamente compensada cada día que consigo un nuevo cliente porque supone dar un pasito más hacia la consolidación de la visión profesional que el cliente tiene de nuestra profesión.  Gracias a todos mis clientes porque juntos ponemos un granito de arena más en esa playa de la profesionalización, necesaria para salir de la tan manida palabra “crisis”.  Créanme que se trata de una inversión segura y no de un gasto superfluo, y ejemplos tengo muchos. Otro día hablaré de ellos. He aquí un postre.Imagen

La profesión del IIJJ

intérprete jurado ministerio asuntos exteriores trayma

¿Quién es el intérprete jurado?  Es aquel traductor que posee un buen conocimiento del idioma al que traduce, además de conocer los ordenamientos jurídicos y administrativos y los sistemas legales de los dos idiomas con los que trabaja; actúa

como fedatario público y su nombramiento es expedido por  el Ministerio

de Asuntos Exteriores en España. Asume plenamente la responsabilidad del
texto traducido por lo que suelen ser traducciones algo más costosas
que las normales. El traductor jurado también se llama intérprete jurado porque actúa a nivel oral, es decir, tiene competencias para traducir (interpretar) en
comisarías, juicios, notarías, etc. siempre con la garantía que respalda
la posesión del carnet de traductor jurado.

Como usuarios de la profesión de traducción jurada carecemos de información pues si queremos averiguar algo de algún intérprete jurado (IJ) hemos de acudir directamente a Madrid, ya ni siquiera en la Subdelegación del Gobierno de nuestras ciudades nos pueden informar al 100% (pues esta competencia les fue suprimida desde el año 2006). Como traductores jurados tenemos, a veces, incluso dificultades para averiguar determinados aspectos jurídicos de nuestra profesión, pues se nos dice que somos fedatarios públicos, como los notarios, pero qué nivel de prestigio tenemos. De ahí, la gran confusión que se genera, en parte, provocada por la falta de identidad de dicho profesional que se siente desamparado. Por ende, nos encontramos con desigualdades en materia de tarifas, códigos deontólogicos, seguros de responsabilidad profesional, etc.

Probablemente muchos de los que estén leyendo este artículo se pregunten por qué no un colegio profesional pues por la sencilla razón de que no todos los traductores jurados son licenciados pues las normas para acceder al examen así lo estipulan.

Deberíamos poder cambiar esta situación pero cómo, pues como todo en la vida, si existe una firme voluntad de querer cambiar las cosas, sólo hemos de actuar. No obstante, la profesión de traductor, ya no sólo del traductor jurado, está desmembrada desde que es profesión y hasta que no nos quitemos de la cabeza nuestro complejo de inferioridad y nuestros miedos por esquivar la competencia (colegas de profesión que yo veo como colaboradores y no como competencia) difícilmente saldremos de este embrollo.

Espero que, como artículo de apertura de mi blog, os guste lo que he escrito y, sobre todo, veáis las líneas de un colaborador con vistas a los demás compañeros traductores y, para usuarios, el objetivo es crear un blog donde se facilite información relevante sobre la profesión. Gracias y hasta pronto.

Sobre la autora

Me llamo Verónica González Pérez. Soy traductora jurada de inglés, especializada en propiedad industrial e intelectual por la Universidad de Alicante y licenciada/diplomada por la Universidad de Granada desde hace 20 años (¿madre mía, cómo pasa el tiempo!! Los que me conocen saben que desde niña siempre quise ser traductora e intérprete, pues lo cierto es que me encanta hablar y me gusta que la gente se comunique, para ello sabía que rompiendo la barrera del idioma podía sentirme realizada. Y eso hice, con 18 añitos me fui a Granada desde Benidorm y regresé a Alicante 14 años después para establecer mi empresita de traducción en mi ciudad al objeto de aportar valor añadido a las empresas, desde mi humilde conocimiento de idiomas y gestión de los mismos colaborando con más de 200 traductores profesionales.

Tras la especialización del Master de Marcas, Patentes, Derechos de Autor, Nombres de dominio y diseños mis clientes son abogados, agentes de propiedad industrial y notarios, sobre todo, aunque también hay muchos otros profesionales liberales. Me encanta la interpretación de cabina y viajar, por lo que cuando me sale un trabajo de este tipo soy más que feliz.